Con el paso de los años y con los partos, el piso pélvico y el canal vaginal así como el soporte de la vejiga pierden tensión y se vuelve laxo.

Existen diferentes grados en este proceso de leve a severo, anteriormente solo existía la cirugía para restaurar esta laxitud mencionada. Actualmente para los casos de leve a moderado existe un novedoso, rápido, eficiente y nada doloroso procedimiento con LASER de CO2 FRACCIONADO.
El cual se lleva a cabo por Médico Ginecólogo Luis Humberto Sordia quien posterior a la valoración realizara las sesiones en solo 20 minutos sin dolor y sin incapacidad en ningún momento.

En resumen es un procedimiento indoloro y ambulatorio.
Lo que se logra tras cada sesión es un piso vaginal más firme mejorando totalmente el incómodo goteo urinario al reír o al hacer esfuerzos. Evitando así en la mayoría de los casos una molesta cirugía.

Además que secundariamente pero no menos importante, producirá una compactación y contracción del canal vaginal que le permitirá tener mayor disfrute íntimo.