Infórmate

Procedimientos eficaces de rejuvenecimiento facial

Rejuvenecimiento Facial

Los cosméticos dedicados al cuidado de la piel y a resaltar su belleza natural avanzan imparables en el cuidado del cutis, gracias a la ciencia y a la tecnología de hoy en día, pero además, se investigan otras técnicas con el objetivo de conseguir en poco tiempo una apariencia más joven, y dichas técnicas también aumentan en eficacia.

Por lo mismo, enlistamos las más efectivas y demandadas.

Considerado el rey de las técnicas de rejuvenecimiento facial poco invasivas, el Botox es un procedimiento sencillo que consigue unos resultados visibles casi inmediatamente y consiste en realizar filtraciones por parte de un profesional en anatomía facial, de forma directa en los músculos de la cara provocando su relajación. Sus efectos son solo duraderos entre cinco y seis meses, las zonas donde se suelen aplicar son el entrecejo, el centro de la frente y en el contorno de ojos.

Otro de los procedimientos más empleados es el relleno facial con Ácido Hialurónico, que se encuentra de forma natural en el organismo de los seres humanos, es utilizado precisamente porque es asimilado perfectamente por este, aunque también tiene un efecto temporal de entre 12 y 24 meses según el paciente. El procedimiento consiste en infiltrar en las arrugas y líneas de expresión, al tratarse de un tratamiento ambulatorio no necesita pasar por un anestesista. Las áreas faciales que se suelen tratar con este procedimiento son el contorno de los ojos, la zona alrededor de la boca y la zona nasogeniana (zona que delimita las alas de la nariz de las mejillas de cada lado de la cara).

Con la Radiofrecuencia Facial, por ejemplo, se activa la producción natural de colágeno y elastina, lo que consigue una mejora natural en la textura del rostro, se realiza gracias a una máquina de radiofrecuencia que consigue un aumento de la temperatura en las capas más profundas de la piel.

El velo de la novia o Láser Resurfacing tiene como base la aplicación de un láser para renovar eficazmente el cutis, generando una piel nueva. Es un tratamiento más amplio, por eso se emplea además de para tratar arrugas, también para las marcas de acné, las manchas o desigualdades de color y sobre todo para recuperar rostros dañados por el sol. Se aplica con la intensidad que requiere cada resultado que se quiere conseguir, es un proceso que crea una capa de piel nueva con una duración de entre 7 y 10 días.

Por último, cabe nombrar un invento japonés denominado los Hilos Tensores, hechos de material reabsorbible por la piel que se introducen en el rostro creando una malla de tensión y que combaten muy eficazmente la flacidez y solucionan los problemas de la “piel descolgada” que nos da una apariencia envejecida. Es un tratamiento que tampoco necesita operación, reactiva la producción de colágeno de forma completamente natural y tiene una duración aproximada de 1 año.


Cderma, Clínica Integral en Dermatología y Cirugía Plástica, cuenta con las opciones ideal para cada caso, ya sea una o combinada para lograr los resultados deseados.