Dermatología Estética

Cicatrices y Arrugas

Dermatología Estética

Cicatrices y Arrugas

En Cderma® Dermatología nuestro enfoque principal para el tratamiento de cicatrices y arrugas es la tecnología Láser y según el caso del paciente, se puede usar la combinación de técnicas alternativas para obtener mejores resultados.

Cicatrices y Arrugas

Tratamientos

Principalmente son utilizados para mejorar el aspecto de las lesiones posquirúrgicas. En general se deben aplicar de dos a tres veces al día, haciendo masajes locales, durante un mínimo de 2 meses. Reducen el enrojecimiento, alivian el dolor, picor (prurito) y evitan el crecimiento anómalo del tejido conjuntivo.
En el tratamiento hidroactivo de las heridas se aplican vendajes o tiritas dotadas de una capa especial para cubrir las mismas. Esta capa evita que las heridas se sequen. De esta forma, pueden aplicarse por más tiempo en la herida sustancias como enzimas, hormonas y factores de crecimiento y favorecer la formación de nuevas células acelerando notablemente el proceso de cicatrización.
El vendaje de compresión impide la formación de excrecencia en la cicatriz mediante la presión y favorece con ello el estado de la cicatriz, evita el estiramiento excesivo de la zona de la herida que se produce como consecuencia del movimiento frecuente, favoreciendo la formación de tejido sobrante. Las cicatrices por quemadura, en particular, aunque también las cicatrices causadas por lesiones de gran extensión, se ven favorecidas tras la aplicación adecuada de los vendajes de compresión.
Los parches son línea de productos de gel de silicona para el tratamiento o la prevención de cicatrices, queloides y cicatrices hipertróficas, ya sean recientes o antiguas. El producto ayuda en el proceso de renovación y regeneración de la dermis, con acción antiinflamatoria y antioxidante. Mejora la textura, el color y la hidratación de la zona tratada y suaviza la piel. Se usan alrededor de 8 a 12 semanas y mejoran notablemente la cicatriz y en casos de postoperatorios inmediatos pues previenen una cicatriz muy visible en el 80% de los casos.
Las cicatrices hipertróficas y los queloides son la cicatrización no deseada que pueden provocar alteraciones tanto funcionales como psicológicas en los pacientes. La reparación de heridas y la cicatrización suponen un auténtico desafío e implican un enfoque multidisciplinar. Dependiendo del tamaño, forma, localización y edad de los queloides, puede usarse diluciones de acetónido de Triamcinolona en un rango de 10 a 40 mg/kg. Las inyecciones se repiten cada 2 a 4 semanas, dependiendo de la fuerza del corticoide usado y del tamaño del queloide. La potencia se reduce poco a poco e incluso si el queloide remite parcialmente, puede haber un saco de piel redundante que finalmente necesitará de cirugía para ser retirado.
En Cderma® Dermatología nuestra base para el borrado de cicatrices se realiza con láser. Dependiendo el origen de la luz del láser es su función específica en una cicatriz. El Láser CO2 fraccionado trabaja en textura principalmente reorganizando la arquitectura de las fibras de colágeno.
El Nd: YAG 1064 nm Pulsos Cortos trabaja en aquellas cicatrices con mucho pigmento aclarándolas como la cicatriz de acné, que está muy rojiza o morada por los vasos sanguíneos que acompañan a la inflamación.
Y en las cicatrices con alto contenido vascular o aquellas cicatrices que se traslucen los vasos sanguíneos, se puede usar un láser para ajustar dichos vasos sanguíneos con IPL, Nd:YAG o Láser Diodo, según sea el caso.
En base al diagnóstico de la Dra. Úrsula Piñeyro, se realiza en paquete de sesiones a veces sólo de terapia láser o combinada. La terapia láser es apta para tratar todo tipo de cicatrices tales como; queloides, hipertróficas, cicatrices o heridas deprimidas, cicatrices de acné, entre otras.
Toda lesión conlleva un proceso de reparación tisular, que se denomina cicatrización y precisa de una regeneración y reordenación de los tejidos dañados. Los FC acortan los plazos de dicha recuperación y logran una mejor regeneración de los tejidos; los dos tratamientos para cicatrices que ofrecen mejores resultados son los que utilizan células madre y plasma rico en plaquetas (PRP).
El tratamiento con células madre, primero se extraen dichas células de la grasa del propio paciente, se cultivan (no manipulan) en laboratorio para que crezcan de forma rápida y se vuelven a implantar en el paciente.
El PRP o plasma rico en plaquetas es un material que se encuentra en la sangre del propio paciente. Si extraemos un poco de sangre y la sometemos a centrifugación, se crean varios niveles de sedimentación que están compuestos de células sanguíneas y otros materiales transportados por el torrente sanguíneo. Uno de estos niveles es el plasma rico en plaquetas, sustancia que participa en la coagulación, el cual posee factores de crecimiento, y dichos factores tienen la capacidad de regenerar tejidos y acelerar el proceso de cicatrización.
Es importante resaltar, que el tratamiento con PRP al producir y fomentar una regeneración de la piel no está indicado su uso en todo tipo de cicatrices, pues aquellas en las que se ha producido un engrosamiento de la piel o queloide no se recomienda ya que con los factores de crecimiento inyectados lo que va a potenciar es el aumento de grosor obteniendo todo lo contrario a lo que se busca.
El momento de practicarse la revisión de la cicatriz no siempre es claro. Las cicatrices se encogen y se vuelven menos notorias a medida que pasa el tiempo, esto puede ser desde varios meses o incluso un año después de que la herida haya sanado.
En Cderma® Dermatología contamos con clínica integran en Dermatología, Cirugía Plástica y Centro Láser, por lo que la cirugía de revisión de cicatrices puede ayudar a mejorar el aspecto de una cicatriz o hacerla menos visible y en base al diagnóstico, hay varias maneras para mejorar la apariencia:
  • Extirpar la cicatriz por completo y cerrar la nueva herida con mucho cuidado.
  • Dermoabrasión en cual implica extraer capas superiores de la piel para que la nueva piel crezca sobre la zona
  • Láser para suavizar la superficie de la cicatriz y estimular el crecimiento del colágeno
  • Injertos de piel
  • Expansión de tejido
Laser Resurfacing puede realizar una exfoliación cutánea que nos permite eliminar las capas más externas de la piel afectadas, esta técnica es ideal para eliminar arrugas faciales, lentigos solares, manchas, cicatrices, queratosis actínicas y telangiectasias (arañas vasculares).
Cderma® Dermatología cuenta con el mejor sistema llamado Exoderm Lift, que aparte de remover la capa superficial de la piel, estimula la producción de colágeno y fibras elásticas. Puede ayudar en numerosos problemas de la piel incluyendo:
  • Envejecimiento prematuro y daño solar.
  • Arrugas severas y laxitud de la piel.
  • Cicatrices de acné.

Otras técnicas de Resurfacing es el Peeling y Terapia Fotodinámica que, según sea el caso del paciente, son ideales para tratamiento rejuvenecedores y atenuación de cicatrices.

¿Quiéres hacer una cita?